¿Padeces de una infección vaginal? Te decimos cómo prevenirla

Evitar inffeciones vaginales con la higiene intima

5 recomendaciones para prevenir una infección vaginal

Un gran número de mujeres en todo el mundo padecen frecuentemente de infecciones vaginales, estas ocurren cuando en tu zona genital se altera el equilibrio de los microorganismos que allí habitan, regularmente por hongos contraídos por la humedad; por el tipo de tela que tiene contacto con tu zona íntima; por reacciones alérgicas; bacterias y virus contraídos durante contactos sexuales, y por las denominadas infecciones causadas por cambios hormonales. Y cuando la flora vaginal se altera, cuando se desequilibra su pH, empiezan a proliferar en ella, bacterias y otros patógenos que conllevarán a las molestas infecciones.

Existen algunos hábitos que se convierten en los principales promotores de estas molestias en tu zona íntima. Lo mejor que puedes hacer es reconocerlo y empezar a modificarlos.

Estos son los hábitos que te ayudarán a evitar una infección vaginal

 

Evitar infecciones o picazon 

 

  • No utilizar jabones perfumados, lavados vaginales o lociones perfumadas que puedan alterar el PH.
  • Lavarse las manos antes de ir al baño para no contaminar tu zona íntima en caso de tener contacto. Asimismo, siempre limpia tus genitales de adelante para atrás para no contaminar la vulva con bacterias provenientes del recto.
  • Utilizar ropa interior de algodón y evitar las telas sintéticas, pues estás puede producir infección por hongos y causar la molesta picazón vaginal.
  • Lleva ropa holgada para que todo tu cuerpo pueda respirar. Si usas ropa muy ajustado en tu zona vaginal, vas hacer un ambiente propicio para la proliferación de infecciones.
  • Usar preservativo en cada una de tus relaciones sexuales para que puedas protegerte de las infecciones de transmisión sexual.
  • Si vas a la piscina o la playa, trata de no permanecer por mucho tiempo con el bañador mojado. Recuerda que la humedad favorece la presencia de los hongos vaginales.
  • Si presentas cualquier tipo de cambio en tu zona íntima, incluyendo en los flujos u olores y hay hinchazón o ardor vaginal, acude al especialista de inmediato.

Si comienzas a mejorar tus hábitos de higiene íntima y tomas en cuenta estas recomendaciones, disminuirás las posibilidades de padecer una infección vaginal. Recuerda que, aunque el tratamiento para tratarlas suele ser de libre venta, los síntomas de distintas afecciones suelen ser muy parecidos. Es por ello que necesitas un diagnóstico profesional. Hay enfermedades como la chlamydia que, si se atiende de forma incorrecta, tiene consecuencias graves. Así que ten mucho cuidado con tu zona vaginal.

 

 

Bibliografía: