Yoga para aliviar dolores menstruales

Yoga para dolores menstruales

 Yoga para combatir los dolores menstruales

El yoga es un arte y una actividad física proveniente de la India. Su práctica beneficia el cuerpo, la mente y el espíritu de las personas. La menstruación puede producir dolores típicos del período. Las mujeres deben saber que hay posturas de yoga que aliviarán los fuertes dolores que ocurren durante el período. Por eso, probar determinadas posturas de yoga aliviarán los cólicos menstruales.

8 Posturas prácticas del yoga para dolores menstruales:

 

que comer y no comer durante la menstruacion 

 

Pavanamuktasana:

Popularmente llamada “postura para liberar el viento”, aumenta la circulación sanguínea de los órganos internos. Alivia los cólicos menstruales porque relaja la zona pélvica Fortalece los músculos de la espalda y la cintura. Acostada boca arriba, sobre una colchoneta, llevar las rodillas al pecho y abrazarlas. Mantener esa postura durante ocho respiraciones profundas.

Balasana:

También llamada “postura del niño”, relaja y alivia los músculos de la espalda baja, que se ven afectados por los cólicos menstruales. Colocar las rodillas sobre la colchoneta, los brazos relajados alrededor del cuerpo y la frente contra el piso. Inhalar y exhalar diez respiraciones profundas.

Supta Virasana:

Conocida como “el guerrero reclinado”. Estira las rodillas, tobillos, muslos y abdomen. Además de aliviar los dolores menstruales, agiliza la digestión. Acostada boca arriba, sobre una almohada larga y las rodillas dobladas. Se mantiene esta posición durante cinco minutos.

Janu Sirsasana, o “postura del sauce”

Alivia dolores abdominales. Te sientas sobre una colchoneta y bajas el torso hacia las rodillas. Doblas una rodilla y mantienes la posición durante dos minutos, luego haces lo mismo con la otra pierna

Supta Buddha Konasana:

Conocida como la postura del ángulo atado reclinado, estimula la circulación sanguínea, músculos abdominales, vejiga, ovarios y riñones. Muchos se preguntan cómo aliviar los cólicos menstruales y esta postura de yoga es una de las más relajantes. Alivia el estrés y los dolores menstruales. Se ata un cinturón alrededor debajo de los pies y alrededor de la parte superior de la pelvis. Colocar una cobija especialmente para la espalda y la cabeza. Mantener la postura diez minutos.

Paschimottanasana:

Fortalece el sistema inmunológico, la circulación linfática, el abdomen y la digestión. Alivia los dolores menstruales porque beneficia directamente al abdomen, el cual es el lugar donde se concentran los dolores menstruales. La postura es bien simple: sentada sobre una colchoneta doblas el torso completo hacia el frente, sobre las piernas. Mantener la posición cinco minutos

Setu Bandha Sarvangasana:

También llamada “puente con soporte”. Alivia el estrés, los nervios y la ansiedad. Elonga la columna, el cuello y los pectorales. Acostada boca arriba sobre la colchoneta, levantar la pelvis y colocar un soporte de la altura deseada. Mantener la postura durante diez minutos.

Upavistha Konasana:

También llamada “postura del ángulo sentado”. Sentada sobre la colchoneta con las piernas cerradas. Luego se abren hasta donde tu flexibilidad te permita. Colocar una cobija delante, con la espalda derecha doblar el torso hacia delante, hasta donde puedas. Inclínate hacia la pierna derecha, tocando los dedos de tus pies, luego haz lo mismo con la otra pierna. Mantener esa postura dos minutos con cada pierna. Esta postura otorga flexibilidad, beneficia la espalda, la pelvis y las piernas.

Como se ve, practicar posturas de yoga alivia dolores menstruales, elimina el estrés y la ansiedad que podría producir el período. Kotex conoce muy bien cómo se sienten las mujeres cuando menstrúan y por eso desarrolló productos para acompañarla. Creó Kotex Sport Ultrafina, toallas higiénicas muy cómodas para usar mientras se practica cualquier actividad física. Por eso la mujer podrá vivir su día normalmente, sin preocupaciones extra.

 

 

Bibligrafía:

  • Castro, Paz (2013) Yoga asanas para la salud de la mujer. Madrid. Editorial Kundalini