¿Qué no debo comer durante la menstruación?

Alimentos que debes evitar comer durante la menstruación

Qué no debo comer durante la menstruación?

Con el período menstrual, baja la producción de estrógenos y progesterona, y también decaen los niveles de serotonina, disminuye la cantidad de azúcar que tenemos en sangre, pero nuestro cerebro sigue pidiéndola. Esto crea el deseo por los carbohidratos de rápida absorción: azúcares refinados, pastelería procesada, pizzas, chocolate o helados. Y es muy importante que reconozcamos que no debemos comer en la menstruación, ya que, si nos dejamos llevar por lo que el cuerpo quiere, terminamos sufriendo un aumento de peso durante la menstruación.

Para evitar que esto pase, sigue nuestras recomendaciones sobre qué no se debe comer durante el período menstrual, también conseguirás evitar cólicos, calambres menstruales, hinchazón y la sensación de pesadez. Es posible, incluso, que coexistan la pérdida de peso y la menstruación. Así que veamos qué no comer durante la menstruación.

 

perdidas-de-peso-y-menstruacion 

 

Azúcares refinadas y pastelería

En esta fase del ciclo, nuestro organismo ofrece más resistencia a la insulina. Eso hace que bajen los niveles de glucosa. La forma en que nuestro cuerpo intenta compensar esto es aumentando nuestra sensación de hambre. Nos eleva el nivel de ansiedad y los antojos menstruales, generalmente de dulce.

Llenarnos de azúcares refinados elevará rápidamente los índices de serotonina y glucosa. Esto se traduce en una sensación casi inmediata de tranquilidad y placer. Sin embargo, esta es la peor decisión que podemos tomar ya que el cuerpo sufrirá una subida inmediata de insulina, lo que provocará una hipoglucemia reactiva. Es decir, los niveles de azúcar vuelven a bajar hasta el mínimo, por lo que volvemos a desear comer más dulce y entramos en un efecto bucle. La solución a esta ansiedad reside en los carbohidratos de liberación lenta. Con ellos mantendrás la estabilidad en tu índice glicémico. Prueba con cereales integrales, verduras y legumbres.

Sal

Todas conocemos la hinchazón que llega de la mano de la regla, esta es provocada por una mayor retención de líquidos y un consecuente aumento de peso durante la menstruación. En estas circunstancias, la sal solo ayudará a retener más líquido y, por lo tanto, a potenciar la pesadez.

Es muy importante que comprendas que ese aumento de peso se irá en unos días, conforme se vaya acabando la regla. Es posible, incluso, que si has seguido una buena dieta notes que has adelgazado. Pérdida de peso y menstruación son compatibles. Sustituye la sal por algunas especias. Le darán sabor a la comida y muchas de ellas poseen, además, propiedades antiinflamatorias.

Cafeína

El Café no es buen compañero de la menstruación. Puede que, momentáneamente, nos suban un poco el ánimo en algún momento en que nos encontremos más decaídas. A cambio, nos sentiremos más nerviosas y pueden provocarnos ansiedad. Combate el decaimiento con triptófano.

Existen buenos alimentos que te ayudarán a obtener este aminoácido, impulsor de la serotonina, conocida como la “hormona de la felicidad”. Su presencia en nuestro organismo nos permite mantener un estado de ánimo más positivo, regula nuestro ciclo del sueño, el apetito o la presión arterial y mantiene alejado el mal humor. Para estos momentos es bueno saber qué comer cuando estás indispuesta.

En este caso, podemos intentar captar serotonina gracias al triptófano presente en los huevos, pescado azul, aguacates, plátanos y chocolate. Este último debes tomarlo con moderación ya que generalmente es muy graso, para evitar su grasa intentan consumir 100% cacao, sin leche ni azúcar.

Fritos y embutidos

En general, nos referimos a las grasas. Evita las comidas elaborados de manera industrial: fritos, alimentos procesados o precocinados. Estos tienen mayor contenido de estrógenos, lo que podría agravar las molestias del período. Esta hormona, junto a la progesterona, es la más importante en el metabolismo femenino. Pequeñas variaciones en sus índices acarrean cambios químicos en nuestro cuerpo que provocan dolores de cabeza, insomnio o irritabilidad.

Sin duda, durante el período (y de manera habitual) lo mejor que podemos hacer es mantener unas pautas de alimentación saludables, una dieta balanceada, así haremos que nuestro organismo esté mucho mejor preparado para recibir la menstruación y todos los cambios que vienen con ella.

 

 

 

FUENTES: