Hacer ejercicio todos los días ¿bueno o malo?

Es importante hacer ejercicio

Cada día son más las mujeres que no se detienen y siguen su rutina de ejercicios durante su menstruación, pues están conscientes de que hacer ejercicio con el período ayuda a regular los síntomas de su ciclo menstrual. Sin embargo, ¿eres de las que cree que es bueno hacer ejercicio todos los días para estar más saludable? Sigue leyendo con atención.

Las ventajas de hacer ejercicio todos los días son muchísimas para nuestra salud, incluyendo la regulación de niveles de estrés y ansiedad durante la menstruación. Pero, aunque suene contradictorio, el ejercicio también podría convertirse en algo perjudicial para tu salud si lo haces de manera excesiva.

¿Hacer ejercicio todos los días es bueno para la menstruación?

 

  practicar-deporte-a-diario

 

Hacer ejercicio de alta intensidad todos los días, sin dejar un tiempo adecuado para la recuperación, puede llevar a las personas a sufrir de un síndrome de sobreentrenamiento, este produce un desequilibrio en el sistema nervioso autónomo, que conlleva a problemas de salud como dificultad para conciliar el sueño, lesiones musculares y aumento del riesgo de sufrir de enfermedades de tipo autoinmune.

Esta situación es peor para las mujeres, ya que hacer ejercicio de alto impacto todos los días puede hacerles experimentar cambios en su ciclo menstrual. Estos cambios son:

  • Amenorrea:

presencia escasa de la menstruación (menos de 2 períodos menstruales en 12 meses).

  • Oligomenorrea:

presencia de menos de 6 ciclos menstruales en 12 meses.

Esta alteración del ciclo menstrual puede causar a su vez la disminución de estrógenos, lo que puede ocasionar además una afectación en la densidad ósea. Por lo general, las más afectadas por estas anomalías son las deportistas de resistencia, como las fondistas, gimnastas y bailarinas.

Es muy importante también es que conozcas cada una de tus fases menstruales y organices tus entrenamientos de acuerdo a ellas.

Durante los primeros 5 días de tu período (semana 1), lo mejor es realizar una rutina de ejercicios de bajo impacto.

En la fase postmenstrual (semana 2) y de ovulación (semana 3) es cuando más debes aprovechar para obtener un alto rendimiento en tus entrenamientos, ya que en estos días se presentan altos niveles de estrógeno y estradiol.

En la semana premenstrual (semana 4), se recomienda realizar ejercicios de intensidad moderada, ya que los niveles de estrógenos son muy bajos y el cuerpo suele retener más líquidos.

En conclusión, sí es muy positivo para tu salud hacer ejercicio en los días de la menstruación, siempre y cuando lo combines con una rutina de alimentación balanceada y tiempos de recuperación adecuados.

 

 

Bibliografía: