Olvida los accidentes con este paso a paso para cómo usar toallas femeninas

uso-correcto-de-toallas-higienicas

Evita sorpresas desagradables, aquí te recordamos paso a paso cómo usar toallas femeninas.

Paso 1. Elige la toalla femenina correcta

Todos los ciclos menstruales son diferentes y hay una toalla sanitaria indicada para cada uno. Con esto claro, lo primero que debes hacer es elegir la que mejor se adapte al tuyo. Recuerda que existen toallas femeninas sin alas, con alas, delgadas y extrafinas; para flujo moderado o abundante; y las de uso diurno y nocturno. Tómate tu tiempo para elegir la indicada.

Paso 2. Despliégala y quita los “cubreadhesivos”

Una vez hayas elegido tu toalla sanitaria ideal, sácala del empaque, despliégala y quita los plásticos que cubren los adhesivos de sus alas (en caso de que la que elegiste tenga alas). Desprende también el protector del adhesivo que está en el centro de la toalla; no imaginas cuántas mujeres olvidan retirarlo y lo importante que es hacerlo para que la toalla femenina quede bien puesta en tu ropa interior.

Paso 3. Colócala en tu ropa interior

Es momento de colocar la toalla higiénica. Trata de ubicarla en el centro de tu panty. Una buena forma de guiarte es tomando como referencia el refuerzo de tela que toda la ropa interior tiene en la zona que cubre la vagina. Cerciórate de pegar las alas alrededor de tu ropa interior, esto evitará que la toalla se mueva. Una buena forma de asegurarte es tirando de tu ropa interior hacia arriba y ver si cubre todo tu pubis.

Paso 4. Verifica tu toalla higiénica

como-usar-una-toalla-sanitaria

Una vez te hayas colocado la toalla sanitaria; súbete la ropa interior y verifica que la misma haya quedado bien ubicada; para ello palpa esa parte de tu trasero con ambas manos, así notarás si está centrada.

Paso 5. Cambia tu toalla higiénica cada vez que lo requieras

Dependiendo del flujo de tu menstruación; debes estar atenta para hacer el cambio de toalla sanitaria y evitar que se manche tu ropa. Siempre lleva toallas femeninas adicionales en tu bolso, por si los cambios son muy frecuentes. Se recomienda cambiar la toalla higiénica cada 4 horas, para evitar molestias.

Recordar cómo usar toallas femeninas es algo que toda mujer debería hacer por lo menos una vez en la vida ¡es muy necesario! Aprovecha que tú ya lo hiciste y regálales un poco de este conocimiento a todas tus amigas; puedes compartirlo en tus redes sociales o simplemente mencionarlo en la próxima charla que tengas con ellas; como sea que hagas, estamos seguros de que estarás salvado a cualquiera de ellas de pasar un mal rato.

 

Fuentes: